Menu

Alanís (Sevilla)

ANTECEDENTES.-
Después de recorrer un centenar de kilómetros desde la capital hispalense, durante más de una hora de camino, el excursionista se encuentra con la localidad sevillana de Alanís, uno de los pueblos que componen el Parque Natural de la Sierra Morena de Sevilla, cuyo blanco caserío, que se extiende bajo la atenta mirada de un castillo de origen árabe, se encuentra jalonado de fuentes, enjoyado de monumentos y rodeado de antiguas leyendas. Llama la atención del viajero la estructura urbana alanisense en forma de estrella, al situarse las casas en la confluencia de tres carreteras, procedentes de los municipios vecinos de San Nicolás del Puerto, Guadalcanal y Cazalla de la Sierra. El conjunto urbano, famoso en otros tiempos por ser una tierra próspera de donde procede el topónimo árabe “ Al Haniz”, está regado por las fuentes de Santa María, la Salud y el Pilarejo, así como por el Arroyo del Parral, conformando un vergel localizado al noreste de la provincia.

MONUMENTOS Y EDIFICIOS EMBLEMÁTICOS.- 

En medio del conjunto urbano se abre la Plaza del Ayuntamiento, un amplio espacio pergolado donde se encuentra la casa consistorial y un conjunto de viviendas con fachadas mudéjares y renacentistas, que muestran el esplendor de la población en otras épocas, además de la majestuosa Iglesia Parroquial dedicada a Ntra. Sra. De las Nieves, monumento histórico artístico que pudo concluirse hacia 1356, aunque en el siglo XVIII fue objeto de una importante reforma tras el terremoto de Lisboa. Por el tipo de modulación y otras características se ve su proximidad al enacimiento. Destaca el Retablo, de traza Gótica, declarado en 1980 como Monumento Histórico Artístico. 

El paso por las calles encaladas de Alanís, además del sosiego y la quietud que proporciona el escaso tránsito, lleve al visitante por una cuesta flanqueada de rosales hasta el cerro del  castillo, donde se conservan los restos de una fortaleza medieval, que ha sido testigo mudo de  los aconteceres de la población desde el siglo XIV, cuando al parecer fue edificado. Esta construcción parece ser que obedece a las luchas con Portugal y la necesidad de reforzar las fronteras. En 1492 este recinto fue testigo de las luchas en tiempos de los Reyes Católicos entre las casas de los Duques de Medina Sidonia y el Marqués de Cádiz, luchas que se mantuvieron alternativamente hasta que el Duque de Medina Sidonia lo recupera para restablecer sus comunicaciones con Castilla. Este le entregó las llaves del Castillo a Isabel la Católica en octubre de 1477. Fue declarado monumento de Interés Histórico Artístico el 4 de abril de 1924.

Junto a la fortaleza se levanta la restaurada Ermita de San Juan, considerada como la primera Parroquia de Alanís. Su arquitectura nos hace pensar que su construcción data de la primera mitad del siglo XIV. A partir de 1907, después de varias restauraciones, cae en un profundo deterioro hasta que, gracias a los trabajos de una Escuela Taller se restaura totalmente, recuperando el edificio como sala de exposiciones, sala de teatro, etc.

Otra de las ermitas que se puede visitar en las afueras, a doscientos metros al oeste del pueblo, es la Ermita de Ntra. Sra. De las Angustias, Patrona de la localidad, que se erigió en recuerdo de la victoria obtenida contra los moros, hecho que tuvo lugar en el valle denominado de Matamoros

Muy venerada en el pueblo es la Ermita de Ntro. Padre Jesús Nazareno, un pequeño recinto de una sola nave rectangular, que cuenta con un retablo moderno con la imagen actual del Cristo con la Cruz.

 

 

ALANIS

 

 

PUNTO DE SELLADO

POR DETERMINAR